El tango arruinó mis planes

Mi vida estaba en perfecto orden. Yo era un buen estudiante, avanzaba en mi carrera y tenia un puesto de trabajo en un lugar soñado. Disfrutaba de mis amigos, del descanso y de la buena vida. Tenía una novia hermosa. Mi madre estaba orgullosa de mi. La vida era próspera y mi futuro era brillante. Sabía exactamente adonde iba.

Un día empecé a bailar tango. Y nunca pude parar.

Me atrasé en la carrera, renuncié a mi trabajo. Perdí mucho dinero. Con el tiempo mis amigos se aburrieron de que siempre fuera a las milongas y perdimos el contacto. Mi novia me dejó porque sentía que el tango era mas importante que ella. La milonga me tragó. Mi camino se volvió confuso, mi futuro se volvió incierto. Todos mis planes se arruinaron, todas mis certezas se desvanecieron.

Eso es lo que el tango hizo con mi vida.

Cada día que pasa estoy más feliz de lo que el tango hizo con mi vida.