CLASES DE TANGO




Desde hace una década todo mi quehacer profesional se ha centrado en la docencia del Tango. Disfruto mucho del trabajo de bailarín, pero definitivamente me considero un docente especializado. 

Me he formado como docente con los mejores maestros de Montevideo y Buenos Aires, y he tenido la fortuna de poder transmitirlo desde mis comienzos, y de forma ininterrumpida, en un sinnúmero de ciudades del mundo: Montevideo, Buenos Aires, Medellín, Bogotá, Sao Paulo, Vienna, Barcelona, Londres, Budapest, Roma, Berlin, Amsterdam, Belgrado, Munich, Frankfurt, han sido algunas de ellas (podes ver más sobre estas experiencias en la pestaña "viajes")

En todos estos años, las clases han sido muchas. 
Voy a evitarte leer un largo listado de las mismas. En lugar de eso, te invito a leer un poco sobre algunos conceptos que manejo y a ver algunas de las imágenes que quedaron registradas de estos 10 años de experiencia docente.

Por clases grupales y privadas, contactame, haciendo clic AQUÍ



























Sobre la comunicación:

"No te vamos a enseñar figuras. 
No te vamos a marcar una coreografía.
Te vamos a enseñar cómo comunicarte con otra persona. 
Vamos a trabajar con vos para transformar tu baile en un verdadero diálogo con el otro."






















Sobre el trato personalizado:

"No te vamos a dar un largo y magistral discurso sobre las Máximas Del Tango. 
No te vamos a dar una explicación general de "la secuencia del día" para que la pruebes.

Vamos a acercarnos a vos, personalmente, vamos a agarrarte, a movernos junto con vos, y a elegir con cuidado las palabras y conceptos que más te puedan servir para entender lo que queremos transmitirte.

Gran parte de nuestro trabajo en cada clase es descubrir cómo comunicarnos con cada una de las personas que asisten. Todas y todos tenemos mecanismos de comprensión distintos. Nuestro desafío es dar en el clavo con ellos para poder darte el 100%."



























Sobre las libertades en el tango:

"Como danza popular, el tango no debe ser concebido como una danza acabada ni estructurada. 
Cada persona tiene la libertad de buscar sus propias formas, sus propias dinámicas de movimiento y su propia estética, pero siempre dentro de un marco de aspectos innegociables como la consciencia corporal, el dominio de la técnica, el abrazo (en su más amplia concepción), la comunicación permanente con la pareja y el manejo de la musicalidad."




























Sobre las formas del baile

"No te vamos a enseñar una forma preestablecida. No te vamos a poner en un molde. No nos interesa el "Estilo Campeón". 

Vamos a trabajar con vos para que aprendas a desarrollar una verdadera conciencia corporal y puedas ser honesto con vos mismo."



Sobre la musicalidad:

"No te vamos a poner unos tangos de fondo para ambientar la clase.

Vamos a aprender a escuchar activamente.
Vamos a buscar interpretar el espíritu de cada orquesta. 
Vamos a identificar los instrumentos y ver sus infinitas posibilidades expresivas."





























Sobre las necesidades del aprendiz:

"Cada aprendiz tiene una búsqueda y un conjunto de necesidades distintas. Nuestro desafío en cada clase es descubrirlas junto con él y brindarle las herramientas para poder trabajarlas"